jueves, 19 de octubre de 2017

Elkin Restrepo (1942 )

8


Si me habla no lo escucho

si me mira no lo veo

tampoco me importa ni interesa

nada suyo

acabaría con él si llegara el caso

y sin embargo es mi igual

tiene un rostro

un alma

que pisotear no hace invisible

mi cercano mi hermano

mi aventura en el mundo

ángel custodio

que abre o cierra las puertas

del único y permitido paraíso


("círculo de poesía")

miércoles, 18 de octubre de 2017

Jorge García Sabal (1948/1996 )

Los hombres y las mujeres de este pueblo...


Los hombres y las mujeres de este pueblo
andan descalzos, pisan desnudo.
Ni el sol ni la lluvia ni la sombra
los hace felices o tristes; ellos
pisan desnudo, sin codicia.

Los hombres y mujeres de este pueblo
afilan piedras, engendran, festejan
con vino, tienen sueños nocturnos, mueren.
En silencio miran y pisan la tierra desnuda,
la aprietan, amontonan huesos, los tapan.

La gente de este pueblo es pobre y no
piensa más allá, no habla al futuro:
sólo apisona, ni feliz ni triste, y
con huesos, piedras, sueños, cubre
y descubre lo que un día ha de nombrar:

memorias, involuntarios recuerdos, épicos
asuntos.


("marcelo leites")

martes, 17 de octubre de 2017

Horacio Castillo (1934/2010 )

Arriba y abajo

a Hölderlin

Arriba nada ha cambiado en todos estos años:
la luna sobre el álamo,
la cresta de los techos,
el altillo donde el señor Scardanelli
reverencia cada día a sus huéspedes.

Abajo crecieron y tuvieron hijos,
van y vienen por vituallas y noticias,
o vuelven como ahora de enterrar algún muerto
y saludan de paso al carpintero vecino
que tiene como inquilino a un dios.


("cuadernos orquestados")

lunes, 16 de octubre de 2017

José Ángel Valente (1929/2000 )

El temblor


La lluvia
como una lengua de prensiles musgos
parece recorrerme, buscarme la cerviz, bajar,
lamer el eje vertical,
contar el número de vértebras que me separan
de tu cuerpo ausente.

Busco ahora despacio con mi lengua
la demorada huella de tu lengua
hundida en mis salivas.

Bebo, te bebo
en las mansiones líquidas
del paladar
y en la humedad radiante de tus ingles,
mientras tu propia lengua me recorre
y baja,
retráctil y prensil, como la lengua
oscura de la lluvia.

La raíz del temblor llena tu boca,
tiembla, se vierte en ti
y canta germinal en tu garganta.


("no me quites paz")

domingo, 15 de octubre de 2017

Uriel Martínez (1950 )

Como un rayo...


Como un rayo inesperado
derramé cloro en
mi ropa negra;
la estrella que tracé
involuntaria en ese
luto mío me abrió voz;

como una herida blanca
el cloro en mis ojos
horadó la noche,
rasgó silencios;

nunca más, dije, nunca
más un cuerpo yerto;
entonces mojé las manos,
la mollera del tierno;

conforme el cloro hizo
su tarea, yo abría puertas,
caminaba litorales y puertos,
me perdí en la distancia;

después llené un cuaderno.


[Inédito]

sábado, 14 de octubre de 2017

Alicia Silva Rey (1950 )

Quienes lloran consumen...



Quienes lloran consumen más energía que en ningún otro acto
a excepción del coito.
Llorar y coger estremecen
las fibras últimas del gemido.
Gemir: la más honda barrera
que puede establecerse ante otro.
¿Por qué se abrazan en las películas
cuando alguien gime sin paliativo?
Gemir excava todo. "No me toques",
dice Jesús a Magdalena
después de haber resucitado.
Cuando se adora tanto,

no me toques.


(muro fb de marina kohon)

viernes, 13 de octubre de 2017

Manuel Ramos Otero (1948/1990 )

10



Tus manos José tus dedos José
tus brazos José tus hombros
tus labios José tus besos José
tus ojos José tu pelo
todo en mis manos José
todo tu cuerpo en mis manos
todo tu sudor José para mi único vaso
de carne cristal José de papel y de palabras
como un bolero de barcos que al puerto llegaron.
¿En qué fábrica José te hicieron como te hicieron?
Virgo de barro José huevo de hierro forrado
que no se atreve a nacer
por miedo a ser desplumado
y quiere seguir callado
cayendo de lado a lado
como borracho olvidado
de la Cuba que te trajo
hasta este exilio José
espejo del que te ha amado
y aquí está mi pelo plateado José
y mis besos y mis labios
y mis hombros y mis brazos
y mis dedos y mis manos
todo sudado José poema y cuerpo sudados.



("eldígoras")