martes, 21 de febrero de 2017

Graciela Perosio (1950 )

al acercarnos a la vejez


al acercarnos a la vejez
los hechos adelgazan
se vuelven impalpables
como bruma
¿acaso esto era todo?
¿para llegar aquí
sufrimos tanto?
una golondrina
se balancea en la ventana
¿en qué pensaba?
¡oh! hay viento fuerte
algunas ramas se quiebran
entrar en la vejez
es un cambio en la luz
entrar ¿entrar, dije?
al alejarnos
del juicio
del temor
entrar no
sino salir
al viento
al acercarnos


("marcelo leites")

lunes, 20 de febrero de 2017

Ethel Krauze (1954 )

Inevitable

XI

Nos hemos vuelto locos:
pusimos la casa en venta,
alguien demolerá
todo lo que hemos sido,
se acabará el espacio
de tus alas
el corazón de tu guarida:
la fiesta ha terminado.

Nadie barre ya el patio,
los crisantemos pardean
y los periódicos
deambulan abiertos
como murciélagos sin dueña.

No saben que estás muerta.
Insisten diariamente,
acumulándose
como si el tiempo siguiera
trascurriendo.


("inevitable", ed. uacm, méxico, 2010)

domingo, 19 de febrero de 2017

Uriel Martínez (1950 )

Bebidas


como cualquier ser vivo
se levanta, separa la cortina
y se asoma esperando escarcha;
va luego y pone el agua
del café, exprime naranjas
y bebe la oblea
de aquí al más allá;
busca y enciende
el Réquiem de Verdi
porque la mañana
es larga;
coge el cuaderno
nuevo y encuentra
botones, hilos, agujas
y dedales;

como cualquier ser vivo
se acerca al arroyo
y hunde el pico;
se bebe la vida.


[Inédito]

sábado, 18 de febrero de 2017

Fernando Pessoa (1888/1935 )

El rey Lear


Si yo hubiera escrito el Rey Lear, tendría remordimientos durante el resto de mi vida. Porque esa obra es tan grande, que en ella sobresalen gigantescos sus defectos, sus monstruosos defectos, las cosas, hasta las más pequeñas, , que aparecen en ciertas escenas y su posible perfección. No es el sol con manchas; es una estatua griega destrozada. Todo lo que se ha hecho está lleno de errores, de faltas de perspectiva, de ignorancias, de trazos de mal gusto, de deslices y faltas de atención. Escribir una obra de arte con el tamaño justo para ser grande y con la perfección precisa para ser sublime, nadie tiene el don divino de hacerlo ni la suerte de haberlo hecho. Lo que no puede salir de golpe, padece de lo accidentado de nuestro espíritu.


("libro del desasosiego", acantilado, barcelona 2002, trad. perfecto cuadrado)

viernes, 17 de febrero de 2017

Anónimo

He esperado...


He esperado largamente sin sueño
y me descubro ahora en duermevela

Sobre el cojín
sueño -¿sueño o es verdad?-
que estamos juntos.


("cantos de geisha", trad. jorge mouriño, uam-azc., méx., 1981)

jueves, 16 de febrero de 2017

Irene Sánchez Carrón (1967 )

Razones


                           "Bien está en otros sostenerse.
                            Porque nadie soporta la vida solo."
                            F. Hölderlin


Y porque estamos solos empezamos un verso.

Porque sentimos frío acercamos las manos
al calor de unos seres imposibles y bellos
que nos prestan sus ojos para observar el mundo.

Porque tenemos miedo miramos otras muertes
y en nuestra oscuridad encendemos un sol
de mediodía, inmóvil, que no se irá al ocaso.

Huyendo del dolor fatigamos el cuerpo
por calles de ciudades que nunca son la nuestra
de la mano de gentes que habitan en nosotros.

Porque tenemos prisa inventamos finales.
Porque nos falta el tiempo inventamos más tiempo.

Porque somos tan pobres no nos pesa apostar
lo poco que nos queda a este número incierto.

Porque somos humanos miramos a los dioses.
Porque no somos dioses jugamos a crear.


("no me quites paz")

miércoles, 15 de febrero de 2017

Harold Alvarado Tenorio (1945 )

Proverbios


No hables.
Mira cómo las cosas a tu alrededor se pudren.
Confía sólo en los niños y los animales
y de los ancianos
aprende el miedo de haber vivido demasiado.
A tus contemporáneos pregunta sólo cosas prácticas
y comparte con ellos tus fracasos,
tus enfermedades,
tus angustias,
pero nunca tus éxitos.
De tus hermanos ama el que está lejos
y teme al que vive cerca.
A tus padres nunca preguntes por su pasado
ni trates de aclarar con ellos tu niñez y juventud.
Con tu patrón no hables, escríbele y nunca le cuentes
tus planes futuros y miéntele respecto a tu pasado.
Con tus colegas habla del clima,
el aumento de salario
y elogia con vigor sus faltas.
Ama a tu mujer hasta donde ella lo permita
y si llegas a tener hijos,
piensa que,
como en los juegos de azar,
podrás ganar o perder.
El destino no existe.
Eres tú tu destino.
Y si llegas a la vejez da gracias al cielo por haber vivido largo tiempo,
pero implora con resignación por tu pronta muerte.
Los que no tenemos dinero ni poder valemos menos
que un caballo, un perro, un pájaro o una luna llena.
Los que no tenemos dinero ni poder siempre hemos callado
para poder vivir largos años.
Los que no tenemos dinero ni poder
llegados a los cuarenta
debemos vivir en silencio
en absoluta soledad.
Así lo entendieron los antiguos,
así lo certifica el presente.
Quien no pudo cambiar su país antes de cumplir la cuarta década
está condenado a pagar su cobardía por el resto de sus días.
Los héroes siempre murieron jóvenes.
No te cuentes, entonces, entre ellos.
y termina tus días
haciendo el cínico papel de un hombre sabio.


("romanticismo y verdad")