lunes, 1 de septiembre de 2014

Yamilet Fajardo (1984 )

Reunión en la planta alta

Llevan chaleco
en lugar de panza
calvicie en el sombrero
Las arrugas tiemblan al subir
como si el edificio se cayera

Una muchacha de culo plateado
los lleva del brazo
La recorren con sus lenguas
que olvidaron envejecer

Al bajar
se desarman sus rodillas
su vida resbala
por un barandal oxidado

Sonríen con el último escalón
revisan su médula
y los bolsillos
antes de partir

No se quitaron la dentadura
en toda la noche


(fuente: Susana y los viejos, Texere editores, Zacatecas, 2014)

domingo, 31 de agosto de 2014

Uriel Martínez (1950 )

La luna

Soy la luna bruñida que un día
vislumbró el fin temprano
de James Dean.
Soy la puerta por donde ya no salió
repetida el aura de Marilyn.
Soy la carne duplicada de Frida
bajo nubes borrascosas.
El alma gemela que siguió
inútilmente el último aliento de Sylvia.
Soy la salida desesperada
de los que perdieron la sombra.
Soy el cielo, el viento, el fuego,
el agua de los sin brújula.
Un día presidí los salones
del cine Bella Época.
Fui el invitado especial
en alcobas de raso, en funerales
donde reinó el silencio.
Al paso del tiempo, como ellos,
los otros, presencié el fin.

sábado, 30 de agosto de 2014

Raúl Gómez Jattin, poeta

Casi obsceno


Si quisieras oír lo que me digo en la almohada
el rubor de tu rostro sería la recompensa
Son palabras tan íntimas como mi propia carne
que padece el dolor de tu implacable recuerdo
Te cuento ¿Sí? ¿No te vengarás un día? Me digo:
Besaría esa boca lentamente hasta volverla roja
Y en tu sexo el milagro de una mano que baja
en el momento más inesperado y como por azar
lo toca con ese fervor que inspira lo sagrado
No soy malvado Trato de enamorarte
Intento ser sincero con lo enfermo que estoy
y entrar en el maleficio de tu cuerpo
como un río que teme al mar pero siempre muere en él.
 
 
(fuente: "el hombre aproximativo")

viernes, 29 de agosto de 2014

Ana Clavel (1961 )

Corrección

Por  fin  habían  recapturado  a  la  pequeña  Alicia.  La  Reina  de  Corazones se frotaba las manos con delectación. A su lado, el  rey, buscando complacerla, ordenó:
   ―¡Que le corten la cabeza!
   ―No ―objetó la reina―. Esta vez haré honor a mi nombre: ¡Que me traigan su corazón!


(fuente: "palabras mal dichas")

jueves, 28 de agosto de 2014

David González (1964 )

Que tengas una buena noche

Suelo salir a despedirla al descansillo. Cada 
noche.
Cuando sale a ganarse nuestro pan con el 
sudor de su frente.
En una mano lleva la bolsa, o bolsas, de la 
basura.
En la otra, o bajo el brazo, los dos periódicos 
del bar.
Suelo salir a despedirla al descansillo. Cada 
noche.
Cuando sale a ganarse nuestro pan con el 
sudor de su frente.
Le arreglo el pelo. Le coloco bien el cuello del 
abrigo.
La beso en los labios. Que tengas una buena 
noche, le digo.
Mientras baja por la escalera, aún le recuerdo: 
Si necesitas algo,
me llamas. No importa qué hora sea. Me llamas.
Aguardo, todavía, a que desaparezca su 
espalda
y desaparezca, también, de la pared, la sombra 
de su espalda...
A que se apague la luz
y abajo, en el zaguán, se escuche un portazo. 
Solo entonces
entro en casa
y cierro la puerta.


(fuente: "emmagunst.blogspot")

miércoles, 27 de agosto de 2014

Francisco Álvarez Velasco (1940 )

Los aires, el cabello

Para venir a ti:
llegar hasta la loma
y olerte los cabellos,
donde el sol ya se puso
y cruzaron los aires.

Yaces ahora en penumbra
quieta,
            negando el tiempo
y los pasos suaves de la muerte.

¿Y el sol?
Más allá de los cerros.
¿Y el viento?
                      Susurrando en el valle.


(fuente: "la mirada del lobo")

martes, 26 de agosto de 2014

Raúl Gómez Jattin (1945/1997 )

Los poetas amor mío

Los poetas —Amor mío— son
unos hombres horribles unos
monstruos de soledad —evítalos
siempre— comenzando por mí.
Los poetas —Amor mío— son
para leerlos. Mas no hagas caso
a lo que hagan en sus vidas.


(fuente: "el hombre aproximativo")